¿Recuerdan la famosa serie Breaking Bad? Aquí un “refresh” de esta memorable obra de arte de la cual aprenderán algo el día de hoy:

Ganar dineroEspero que los que lean esto tuvieran el gusto de ver esta increíble y adictiva serie que me hizo sentarme dos meses frente al PC.

Como dice el título del artículo, vamos a aprender algo sobre conseguir clientes que viene de la persona menos esperada de esta serie, me refiero a Saúl Goodman, bien conocido como el abogado de Walter White en Breaking Bad, encargado de sacarlo de grandes apuros con una increíble habilidad lingüística.

Saúl Goodman también tiene una serie que no pueden dejar de ver, una precuela que nos relata la historia de este abogado que no siempre fue un corrupto defensor de lo ilegal.

Vamos a ver qué nos puede enseñar este hombre sobre conseguir clientes.

No importa que no veas la serie, este artículo en verdad te interesa a ti emprendedor

1. No todos los prospectos son buenos prospectos.

Saúl Goodman, antes conocido como Jimmy McGill, inicia su negocio como todo buen emprendedor y para conseguir clientes coloca un anuncio en televisión mencionando que es abogado y resuelve cualquier tipo de inconveniente legal, su teléfono comienza a sonar de inmediato mientras el anuncio es transmitido. ¡Nuevos prospectos a la orden!

Una vez que comienza a atender los casos de sus nuevos prospectos, se da cuenta que ha cometido un error, son clientes terribles para su negocio, Saúl se encuentra con casos de bajo potencial que consumen mucho de su tiempo y esfuerzo sin una retribución económica atractiva.

Esto nos enseña que…

No siempre un anuncio general en la TV es el medio adecuado para conseguir prospectos, lo mejor es crear un anuncio enfocado a una determinada categoría de clientes.

Lo que debió hacer Saúl fue…

Colocar un anuncio especializado en determinada área legal, no ser un abogado general, ser un abogado que sólo maneje divorcios o alguna otra área especializada.

2. Califica a tus prospectos antes del primer encuentro.

Saúl perdió mucho tiempo y dinero al concretar citas con prospectos poco calificados. Al llegar al sitio de encuentro y charlar con ellos, se daba cuenta en un par de minutos que eran casos que no podía atender o que tal vez podría trabajar, pero ganaría muy poco considerando el tiempo invertido.

Esto nos enseña que…

Cuando se trate de concertar citas con tus prospectos, debes calificarlos previamente. Imaginemos que en uno de diversos casos, tienes a la venta un servicio de $1,000 y al momento de llegar a tu cita con el prospecto, te das cuenta que él solo podrá pagar $200, ¿Aceptarías el trabajo? Considera que requerirá el mismo tiempo y esfuerzo que un cliente al que le cobras $1,000.

Lo que debió hacer Saúl fue…

Calificar correctamente a sus prospectos en una llamada telefónica, esto se puede hacer por medio de una breve encuesta con preguntas específicas que revelen información importante que debes saber sobre tu cliente. Nunca está de más conseguir algo de información extra sobre nuestros posibles compradores, ya que cualquier detalle puede ser valioso para lograr un buen cierre o evitar cualquier inconveniente como el mencionado en el ejemplo anterior.

3. ¿Hacer 100 transacciones pequeñas o 10 transacciones grandes?

Por mucho tiempo, Saúl trabajó como defensor público con un salario muy bajo por cada caso ganado, esto lo desmotivó demasiado al darse cuenta que no llegaría a ningún lado si continuaba así.

Su trabajo como abogado público le dejaba muchos casos que defender, pero el volumen de transacciones no era suficiente para cubrir sus necesidades; cabe mencionar el factor tiempo en este punto, mucho tiempo invertido y poco dinero ganado.

Esto nos enseña que…

Trabajar mucho no es sinónimo de ganar mucho, con esto me refiero a que podemos hacer cien transacciones de $10 y trabajar 144 horas para cumplir con todas o hacer una transacción de $1,000 y trabajar sólo 72 horas.

Lo que debió hacer Saúl fue…

Trabajar inteligentemente dedicando su tiempo a clientes mejor calificados en vez de trabajar arduamente en muchos clientes pequeños y con bajo potencial económico.

4. Conoce cuántos clientes necesitas.

Saúl comenzó a hacer buenas relaciones de negocios con mejores clientes, esto le ayudó a optimizar su tiempo para ir en busca de nuevos prospectos, pero ¿Cuántos clientes más necesitaba?

Esto nos enseña que…

Una vez hechas relaciones con buenos clientes, es necesario saber ¿Cuántos clientes del mismo tipo necesitas para cubrir tu necesidad financiera?

Si tienes claro este objetivo, no estarás trabajando sin rumbo, tendrás muy presente lo que quieres y cuánto quieres ganar. Recuerda que esto te ayudará a no sobrepasar el límite de clientes que puedas atender. Trata de nunca conformarte con un solo cliente, pero tampoco te satures de trabajo, lo mejor es encontrar un equilibrio.

Lo que debió hacer Saúl fue…

Tratar de crear un negocio próspero, no solo tratar de conseguir más clientes, tenía que tomar en cuenta algunos puntos importantes como el ingreso promedio por cliente, el porcentaje de cierre de ventas y el total de ingresos deseados. Con estos datos se puede calcular con facilidad la cantidad de clientes y tiempo que se necesitará invertir para llegar a los objetivos financieros deseados.

Si No estás en Internet No Existes. Que esto NO te Suceda, contrata un Web Hosting en Alojate.com

5. Cuida tu imagen personal.

Saúl siempre estuvo bajo la sombra de un apodo que se volvería una molestia al momento de crecer profesionalmente: “Jimmy Patín” en la versión traducida al español en Latinoamérica o “Showmanship” en su versión original en inglés.

Este apodo se lo ganó gracias a las tretas y mañas que utilizaba para estafar gente.

Cuando nuestro abogado favorito trató de establecerse como profesional de la rama jurídica, su apodo fue una limitante de crecimiento por haber creado en él una mala reputación.

Esto nos enseña que…

Debemos cuidar nuestra imagen personal desde jóvenes, nunca sabremos cuando vamos a necesitar tener una buena reputación, en ocasiones la venta depende de la reputación que tengas.

Lo que debió hacer Saúl fue…

Cuidar su reputación e imagen personal desde temprana edad, de esta manera su crecimiento hubiese sido diferente al que se desarrolla en la serie.

Protege tu imagen personal y ella te respaldará siempre ante cualquier transacción o asunto de negocios.

Conclusión:

Todos estos errores tienen solución, algunos más fáciles que otros, pero al final, no dejan de ser aprendizajes que te ayudarán en tu crecimiento como emprendedor.

Me gustaría mucho tener tu retroalimentación sobre este artículo, si notas algún punto importante que se me pasara mencionar, con gusto será bienvenido en este artículo.

Mi nombre es Yoshio Casas, agradezco tu tiempo y ojalá esta información te sea de utilidad, nos leemos en otra ocasión.

Fuente: Ser Emprendedor

Shares
Share This