¿Cómo medir la rentabilidad de tu empresa?

¿Qué es ser rentable? ¿Por qué como empresarios nos interesa tanto la rentabilidad? ¿Cómo saber si somos rentables? ¿Somos tan rentables como la competencia?

Estas preguntas nos acongojan por periodos de tiempo que van desde breves horas nocturnas, hasta semanas y meses enteros de cavilaciones profundas. Trabajamos y trabajamos y en muchas ocasiones no tenemos la certeza de que las empresas en las que invertimos nuestro tiempo, por las que sacrificamos a nuestras familias y en las que arriesgamos nuestro patrimonio son realmente rentables. Y hablo desde el empresario más modesto con un pequeño local comercial o dos tornitos mecánicos hasta empresarios bastante respetables que “a feeling” estimamos la rentabilidad aparente de nuestros negocios. Tengo un amigo médico que dice: mira no sé cuanto gano, ni si es mucho o es poco, pero ya me construí mi casa, me compre dos carros, mis hijos van a la escuela que quiero y mi señora tiene para sus cafecitos, así que debo ser suficientemente rentable.

¿Qué es la rentabilidad?
Hemos tocado el tema de la competitividad en ocasiones anteriores, hemos hablado de la débil posición competitiva de Puebla y de las empresas poblanas en general, como siempre con sus honrosas excepciones. Pero finalmente la competitividad tiene que impactar en la rentablilidad de nuestras empresas. Competimos en un mercado porque queremos ganar participación que se vea reflejada en nuestros volúmenes de venta y que finalmente se traduzcan en ganancias.

El concepto de rentabilidad es cada vez más amplio y además puede verse desde diferentes perspectivas. Desde el punto de vista económico y financiero, la rentabilidad es la relación entre el excedente que genera una empresa en el desarrollo de su actividad empresarial y la inversión necesaria para llevar a cabo la misma. Cuanto invierto, cuanto gano.

Aumenta las ganacias para tu empresa contratando un Servidor Dedicado Mexico para el Diseño Web de tu empresa que te ayude a vender.

Diferentes formas para medir la rentabilidad:
Partiendo entonces de que la rentabilidad es esa capacidad o aptitud de la empresa de generar un excedente a partir de un conjunto de inversiones efectuadas podemos medir la rentabilidad con diferentes ópticas.

  • Valor agregado
  • Flujo de efectivo generado
  • Resultado operativo
  • Utilidad neta
  • Dividendos

Los dos enfoques principales dependen desde qué óptica analices el desempeño de la empresa, como empresario o como directivo de la misma. Quizá para un empresario la rentabilidad deba medirse desde la óptica de cuanto me tocó de dividendos, cuando desde la óptica de un ejecutivo es qué tan eficiente operé la empresa y por tanto que rentabilidad se generó como resultado operativo. Sus perspectivas son diferentes.

Así que determinar la rentabilidad de las empresas puede ser un tema escabroso. Primero para definir los criterios y segundo para aplicarlos consistentemente y con datos confiables.

Metodologías de actualidad para evaluar la rentabilidad
Una de las metodologías en boga para medir la rentabilidad es el Valor económico agregado o VEA por su siglas en inglés que realmente es una marca de la firma Stern Stewart & Co.
La medición de la rentabilidad a través del VEA considera la riqueza generada para los propietarios de las empresas a partir de un principio simple: Los recursos empleados por una empresa deben generar un beneficio mayor a su costo. Así que las ganancias esperadas deben ser superiores al mismo. El concepto viene desde principios del siglo pasado aunque Peter Drucker, en un artículo de Harvard Business Review, hizo su aproximación al concepto de la generación de valor hace muchos años.

Obtén tips para hacer crecer las ventas en tu empresa en Seremprendedor.com.mx

Flujo de efectivo generado
Otra forma de medir la rentabilidad de las empresas quizá no tan compleja y probablemente no tan certera como el VEA es el flujo de efectivo generado. El flujo de efectivo se traduce en los recursos líquidos que tenemos para operar y hacer crecer el negocio. En términos llanos cuánto tengo en la chequera. Quizá es la forma más simple de hacer una aproximación sobre la rentabilidad. Mientras tenga dinero para pagar a mis proveedores y acreedores y me quede para mis gastos soy rentable. El ejemplo de mi amigo el doctor. Mayor flujo generado, mayor rentabilidad.

Utilidad de operación
Una tercera aproximación es medir la rentabilidad a través de la utilidad de operación de las empresas. Con los recursos disponibles cuánto soy capaz de ganar, no importa cuanto me quite Lolita de impuestos después. Por lo pronto con 100 pesos de inversión gané 50 lo cual se traduce en una rentabilidad del 50%, que de ahí tenga que pagar impuestos, mi equipo se haya gastado y reparta utilidades es otro boleto. Los ejecutivos ligados a procesos productivos consideran que una forma de medir la rentabilidad sea desde esta óptica. Yo no tengo control sobre lo que haga el de administrativo para pagar menos o más impuestos o lo que haga el dueño para distribuir las utilidades o incuso sobre los créditos contratados por finanzas para capital de trabajo. Por tanto la rentabilidad desde mi óptica debe ser medida a través de la utilidad de operación es el argumento más común.

Perspectivas de los empresarios en cuanto a la rentabilidad.
Claro que la perspectiva otra vez desde el empresario es: a mi no me importa que tengas de utilidad de operación 50% si al final quedaron 3 pesos descontando pagos de gastos financieros, impuestos y demás. Para mi la empresa no es rentable porque yo quiero saber cuánto me quedó como utilidad neta, después de todo.

O finalmente una posición más radical para medir la rentabilidad: de qué sirve que haya 3 de utilidad neta si finalmente yo sólo vi 1 y le he invertido 200, sólo un 0.5% cuando el banco me da unos puntos más sin riesgo.

Habrá sus particularidades en este asunto, si es sobre activos totales, sobre capital, sobre inversión o sobre qué calculamos las tasas o razones para medir la rentabilidad. El hecho es que no basta el criterio contable o los numeritos que los contadores sacan de sus hojas de cálculo. Si de por sí tenemos que pagar un contador, al menos que la información que nos proporcione no sea exclusivamente cuánto hay que pagar de impuestos.

Autor: Felipe Sandoval

Información Empresarial del Estado de Puebla

Conoce el Mejor Web Hosting Mexico creado para Pymes, con planes adecuados para tu empresa. Visítanos en Alojate.com.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

CommentLuv badge